1/3/14

Chopin cumple años


Como a muchas niñas de mi generación, en una época en que se iba a la escuela en un solo turno y luego se iba al club, a las clases de corte y confección o manualidades, mis padres me mandaron a aprender piano.
Me regalaron un piano vertical cuando tenía 6 años, que es el mismo que toco hoy día. Es parte de mi, por lo que  nunca quise deshacerme de él, a pesar de que por mucho tiempo dejé de practicar.
Recuerdo las exigentes clases de técnica de Hanon ( El pianista virtuoso ) y Czerny ( El arte de hacer ágiles los dedos), requisito indispensable para poder luego ejecutar alguna obra de mayor importancia con calidad. De todos los compositores que aprendí a tocar, siempre tuve una especial predilección por Chopin. Da la causalidad que era polaco y podría pensarse que por eso lo elegí...por algún tipo de relación ancestral.... pero no, en realidad es su música la que me cautiva, especialmente los preludios , sonatas y mazurkas.
Nunca llegué a ser una virtuosa ni mucho menos, pero acariciar las teclas de mi querido instrumento y ensayar sobre ellas aquellas partituras me llena de emoción, una emoción que egoístamente me gusta compartirla sólo conmigo pues no me gusta tener espectadores. 
En el año 2010 tuve oportunidad de viajar a Polonia, tierra de mis abuelos paternos y casualmente ese año se festejaban los 200 años del nacimiento de Chopin. Tremenda fue mi alegría cuando en Varsovia, una mañana de domingo fría pero soleada, paseando por un hermoso parque lleno de rosas (Parque Lazienki) encontré a Chopin tomando sol en el medio de una fuente de aguas claras. Se escuchaba en el ambiente una preciosa música que no lograba darme cuenta de dónde provenía. De pronto un joven se acercó a mi y me entregó un CD, pregunté el precio y me explicó orgulloso que era un regalo por el festejo del bicentenario del nacimiento del artista. Me invitó a un concierto a cielo abierto que darían en el lugar más tarde.. Lindísimo detalle!       



La música emergiendo entre los árboles, las rosas despidiendo su aroma, el cielo limpio de un azul intenso, mi corazón explotaba de placer.
















En otra oportunidad, caminando por el centro de la ciudad  de pronto me encontré con una majestuosa mano en el balcón de la Akademia Teatraina Aleksandra Zelwerowicza, era el homenaje del teatro a este músico tan respetado y amado.

Gracias a una amiga de facebook ( María del Carmen) a quien no conozco personalmente, pero con quien comparto muchos intereses, según los comentarios que realiza,  hoy pude recordar esos lindos momentos y la música volvió a mis oídos y fue mi querido Chopin quien deslizaba ágilmente sus finos y largos dedos sobre el blanco teclado, dejando fluir hermosas melodías.

Hoy cumpliría 204 años. Pensar que se fue tan joven y dejó tanto para deleitarnos!

1 comentario:

Emilio Fernandez dijo...

Hola ¿Cómo está usted?
Mi nombre es Emilio, soy un chico español y vivo en un pueblo cerca de Madrid. Soy una persona muy interesada en conocer cosas relativas a la cultura, el modo de vida de los habitantes de nuestro planeta, la fauna, la flora y los paisajes de todos los países del mundo etc., en resumen, soy un persona que disfruta viajando, aprendiendo y respetando la diversidad de la gente de todas partes del mundo.

Me encanta viajar y conocer en persona todos los aspectos mencionados, pero, por desgracia ya que esto es muy caro y mi poder adquisitivo es bastante pequeño, se me ocurrió una manera de viajar con la imaginación por todos los rincones de nuestro planeta. Hace unos años empecé una colección de sellos ya que esta actividad me permite conocer de una forma original algunos aspectos como la fauna, la flora, los personajes, los monumentos etc. de todos los países. Como desgraciadamente, cada día resulta más difícil conseguir sellos, hace algún tiempo que he comenzado otra colección en la que mi meta sería conseguir al menos una carta de cada país y territorio con autonomía postal en el mundo. Este modesto objetivo es factible de alcanzar en la mayor parte de los países, pero por desgracia es imposible de lograr en otros distintos territorios por varias razones, ya sea porque son países en guerra, ya sea porque son los países con pobreza extrema o porque por algún motivo, su sistema postal no está funcionando adecuadamente.

Por todo ello me gustaría pedirle un pequeño favor:

¿Sería usted tan amable de enviarme una carta por correo tradicional de Uruguay? Entiendo perfectamente que usted piense que su blog no es el lugar adecuado para pedir esto, e incluso, es muy probable que usted ignore mi carta, pero me gustaría llamar su atención sobre la dificultad que tengo para recibir una carta desde ese país, ya que yo no conozco a nadie ni a dónde escribir en Uruguay con el fin de aumentar mi colección. Una carta para mí es como un pequeño recuerdo, es como si hubiese visitado ese país con mi imaginación y al mismo tiempo, la llegada de las cartas desde un país es un signo de paz y normalidad y una forma original de promocionar un país en el mundo. Mi dirección postal es la siguiente:

Emilio Fernández Esteban
Calle Valencia, 39
28903 Getafe (Madrid)
España

También me gustaría invitarle a visitar mi blog: www.cartasenmibuzon.blogspot.com allí, si usted lo desea puede echar un vistazo a mi colección y de esta manera comprender de una manera más gráfica porqué le hago esta petición.

Por último, quisiera darle las gracias por la atención prestada a esta carta, y tanto si usted puede ayudarme o si no, le envío mis sinceros deseos de paz, salud y felicidad para usted, su familia y todos tus seres queridos.

Atentamente

Emilio Fernández

Related Posts with Thumbnails