7/5/09

La receta de hoy... Bondiola Queen Elizabeth

Este plato reúne una cantidad de elementos muy diversos que en su debida proporción y combinación dan por resultado un festival de sabores,aromas,colores y sensaciones que alegran el espíritu y los sentidos . Aunque sea por un momento, seguramente, hará que la vida sea más disfrutable.


INGREDIENTES (para 4 personas)

- 1 bondiola de 1 ½ kg.
- 1 cebolla mediana
- 1 diente de ajo
- 1 cda. de aceite de maíz
- 1 taza de caldo de verduras
- 250 gr. de pulpa de tomate
- ½ calabaza
- 1 boniato
- 2 papas medianas
- 150 gr. de orejones de damascos
- 50 gr. de ciruelas pasas sin carozo
- 100 gr. de almendras peladas
- 2 cdas. de miel
- sal y pimienta de Cayena
- romero o tomillo

ACOMPAÑAMIENTOS
• puré de manzanas
- ½ kg de manzanas Gran Smith (las verdes)
- ½ limón
- sal y pimienta

• arroz con jugo de naranjas en lugar de agua (relación dos a uno) y un poco de sal.
- 1 taza de arroz
- ½ lt. de jugo de naranjas

PREPARACIÓN

Cortar la bondiola en trozos grandes, salpimentarla y sellarla en cacerola con un poco de aceite de maíz bien caliente, agregar el ajo y la cebolla picados finos hasta que se doren levemente, aromatizar con el romero y el tomillo.
Agregar el caldo y la pulpa de tomate. Dejar cocinar en la cacerola tapada hasta que se reduzca un poco el líquido.
Cortar la calabaza, las papas y el boniato en trozos grandes e incorporar a la preparación.
Agregar un poco de sal si es necesario. Dejar cocinar a fuego lento.
Al final agregar los damascos, las ciruelas, las almendras peladas y la miel para que se embeban en el líquido durante varios minutos. Dejar reposar.


Acompañar con un buen cabernet sauvignon. Bon apetit!!!


La receta presentada anteriormente podría compararse a un grupo de personas, cada una con características particulares que a su vez tienen “algo” que hace que al unirse con otros, se potencien las cualidades individuales, enriqueciendo a cada uno y por ende al grupo, haciendo posible una armónica convivencia.

5 comentarios:

Bea dijo...

La que sabe, sabe.
Gracias al Gato que te diò el puntapié inicial, para demostrarnos que DAMASCO es una palabra musical, dulce, exquisita como tu receta.
La voy a intentar hacer, pero si no me sale tan rica...¿me invitás?
Bss

Elizabeth dijo...

porsupu Bea, será un placer!!!

sorjuana dijo...

La descripción de la receta se parece un poco a la comunidad de los lunáticos del taller ¿no?
Bueno: ¡al fin pude pasar por acá!
Ese elixir gastronómico suena espectacular, pero no tengo la menor idea de cómo se pide la bondiola, qué aspecto tiene o cómo sea agarra, ja ja (sólo la he visto en rebanaditas)
Me regalaron candelabros para el día de la madre, esta receta puede ser una excusa para usarlos
Muy nutrido el blog, lleno de detallecitos. Nos vemos hoy, besos
G.

El Gato dijo...

Uf... al fin llegué. Como siempre un poco tarde pero llegué.
Queda algo para comer?
Yo había quedado encargado de traer los damascos pero...
Ahora, una cosa... acá en España la bondiola no la junan y cambiarla por 1k y medio de jamón serrano... está bravo...
Gracias por la receta y por los aromas!

Elizabeth dijo...

Bueno, un lomo de cerdo estaría bien, porque el jamón serrano es un poco caro...y en Europa hay que tener cuidado con la vaca loca!

Related Posts with Thumbnails