9/7/09

Tarde de invierno


La tarde está gris, llueve, hace frío y desde la ventana con el vidrio empañado, logro distinguir un árbol desnudo, peleando con el viento para que no quiebre sus ramas. No le queda ni una hoja, por lo tanto, confirmo que es de hojas caducas, como me enseñaron en la escuela. El tiempo inclemente lo mueve, me entristece verlo así, solitario, parece tan desprotegido. No tiene a nadie de su especie a sus lados con quien compartir los vaivenes de sus ramificaciones peladas, con quien jugar a la mancha, con quien susurrar. Estoy segura que está tiritando de frío. Se esfuerza en mirar al cielo y sólo ve un amenzante cielo nuboso, oscuro, que lo observa con prepotencia; no hay posibilidades de que en ese momento salga su amigo el sol para entibiar su cuerpo.
Yo, abrigada, cerca de la estufa, rodeada de mi familia, me siento afortunada. Me preparo un rico té de naranja y canela, pongo una fuente con buñuelos de manzana y banana recién hechos en el centro de la mesa, las tazas con cocoa caliente,cada una en su lugar, y los llamo a todos a merendar.
Solo yo percibo su presencia allá afuera, los demás no se percatan de su existencia. Levanto entre mis manos mi taza humeante, que despide su exquisito aroma, y bebo un sorbo. Vuelvo a mirar por la ventana y ya casi no lo distingo porque la lluvia es copiosa y golpea contra el vidrio
.

Posted by Picasa



4 comentarios:

El Gato dijo...

Como siempre... hermoso posteo. Hoy nos une la lluvia aunque por cuestiones hemisféricas acá es verano.
Ya salió el sol... como siempre.

Bea dijo...

Nunca había entrado así, sin permiso, a tu casa.
Entro y me encuentro a una personita especial.
¿Porqué digo especial?, porque no somos demasiados los que nos detenemos a ver árboles de hojas caducas y pensar en lo que estarán sintiendo.
Realmente eres especial y trasmites muy bien tus sensaciones.
Yo también soy una de las que mira por la ventana y ve danzar a los árboles.
Por eso tengo árboles de hojas perennes.
Parecen mas abrigados, aunque danzar con tanta ropa no los deje presentarse como realmente son.
Cuando llega la Primavera, mis árboles dejan de danzar, para darme flores, frutos hermosos.
Mis felicitaciones por tus sentimientos tan bien escritos.
No nos conocemos casi, pero ya te estoy queriendo.
Y si sos amiga de mi Gatito, más.

Bea dijo...

Ahh, me olvidaba... la próxima merienda, que sea con buñuelos de manzana.
No soporto la banana cocida.
Jajajaja
Cariños

Elizabeth dijo...

Jajaja! al que le gustan los buñuelos de banana es a mi marido. Yo también prefiero mil veces los de manzana!

Related Posts with Thumbnails